Viajes largos con bebés.

Hacer viajes largos con bebés requiere de muuuuucha planeación, y como siempre mucha paciencia. Con largos me refiero a más de 6 horas de vuelo, y también al tiempo del viaje, dejémoslo en más de una semana.

¿Porqué mucha planeación? Debes de considerar todos los días que estarán fuera para que no te falte nada en tu viaje, lo que menos querrás en tus vacaciones es llegar directo a buscar un súper, a comprar pañales, que tal vez no sean los que siempre usas y no les gusten tanto.

Reglas básicas de los viajes:
1. Procurar no darle alimentos nuevos. (no quieres que le caiga mal algo y ande con diarrea en pleno tour o peor aun ¡en pleno shopping!)
2. Llevar todos los medicamentos que pudieran ser necesarios, esperando no llegar a usarlos…pero será mejor ir preparada a encontrar un doctor que no conoces. (Antigripales, antistaminicos, cremas, vitaminas, incluso mi pediatra me dio receta medica para que llevara antibiótico)
3. Lleva la leche que siempre toma. (los viajes no son un buen momento para probar cosas nuevas, los viajes con niños son más cansados de lo que te puedes imaginar, así que ayúdate a disfrutar lo más que puedas, previniendo los imprevistos, lleva suficiente leche para los días que estarás fuera)
4. Llevar pañales. (a mi me pareció muchísimo más cómodo y barato llevarme todos los pañales que íbamos a necesitar desde aquí, ir a buscar un súper y a buscar pañales, te quita tiempo y probablemente más dinero del que siempre gastas sin contemplar que tal vez lo pueden rozar)

En el avión:
Para los viajes más largos de 6 horas, hay aviones que cuentan con ‘cunas’ para los bebés. (peso máximo 12kg)
Deberás reservar asientos especiales que tienen un costo adicional, para poder contar con el servicio de la cuna. Son los asientos que van hasta adelante enfrente de la pared, la cuna la ponen en la pared, te recomiendo escoger los lugares de ventana y en medio (si viajas con otra persona) estarán más cómodos con la cuna y el bebé ahí.
Dale leche, jugo o agua al bebé al despegar para evitar que se le tapen los oídos.
Tómate unas cuantas pastillas de paciencia extra…puede que la necesites. Irune en el avión de ida se durmió 6 horas de 11, no iba muy cómoda en la cuna y eso la despertaba (le quedaba chica) pero bastante al final nos fue bien…comparado en el vuelo de regreso, que estuve a nada de un ataque de ansiedad y abrir la ventana del avión y tirarme jajaja la pasamos fatal, no durmió nada, creció mucho esas tres semanas porque apenas y cabía en la cuna…y se me cerraban los ojos del cansancio acumulado del viaje.
Viajar de noche. Definitivamente es lo mejor para los niños, porque tienes más posibilidades de que duerman todo el vuelo, o la mayoría del vuelo.

Para el viaje:
Jabón y esponja para lavar mamilas. Las mamilas llévate exclusivamente las que usas en un día, no te lleves de más para no cargar cosas innecesarias, pero llévate las suficientes para que puedas pasar todo el día sin preocuparte por lavarlas hasta que llegues al hotel en la noche.
Su jabón y su shampoo.
Ropa extra… siempre un cambio en tu pañalera, es posible que alguna comida le pueda causar algún malestar, así que ve siempre preparada. (aunque le pidas lo que tu le haces en casa, en todos los lugares los preparan diferente y su estómago lo puede resentir…créanme jajaja si no me creen, pregúntenle a la abuela de Irune, que a ella le toco el ‘premio mayor’)
Jabón ZOTE. O el que uses para lavar su ropa. Puede que tengas que lavarle ropita en algún momento del viaje.
Asegúrate de pedir cuna en los hoteles cuando hagas la reservación.
Leches, pañales, toallitas húmedas, todo lo suficiente para que no tengas que interrumpir tus vacaciones corriendo al súper.
Carriola práctica, fácil, no estorbosa, cómoda y rápida de doblar. Te vuelves mago en abrir y cerrar cada que te bajas y subes del turibus…imagínate llevar una de dos piezas ¡te vuelves loco! además de que no hay espacio, no es práctica, y en el viaje necesitas facilitarte la vida, no complicártela.
Pañalera cómoda. Que ya la hayas probado. Yo me lleve una bagpack nueva, a la mera hora no me acomodé tanto (oseaaaa,tuve que comprarme una bolsa jaja), y extrañaba mi pañalera habitual a la que ya estaba acostumbrada. Busca lo cómodo, pero asegúrate de probarlo antes de usarlo y comprobar que sea práctica y cómoda (¡igual la carriola!)
Recuerda que siempre puedes checar si hay ludotecas, parques o lugares de juegos para niños…como antes no los buscaba, no tenía idea que había hoteles especiales para niños, o ¡ludotecas en los cruceros! te aseguro que si buscas, te vas a sorprender.

Debes tomar en cuenta, que se van a salir de horarios, que van a cambiar la rutina y que tu bebé va a sentirse en un mundo nuevo y desconocido (para variar, necesitarás paciencia jaja). Tu tolerancia se volverá a probar…una vez más en la maternidad, pero a medida que vayas preparada para cualquier caso que se te presente, estarás más tranquila y relajada y te la pasarás mejor. Yo me regresé con 50 pañales y un bote de leche, pero estuve en ese sentido muy relajada, no tuve que buscar ningún súper para comprar cosas a la mera hora y llevé medicinas que afortunadamente no usamos, pero siempre es mejor que sobre a que falte. Y una mamá precavida, es una mamá más tranquila…jajaja.
Así que ve con la idea que probablemente no haga sus comidas habituales, no tenga sus siestas en sus horarios establecidos, no se duerma a la hora de siempre, y no se despierte tampoco a la hora de siempre…van a dormir en el mismo cuarto, diversión para ellos…para nosotros no tanto. Mientras más te relajes, mejor te lo vas a pasar, al fin de cuentas, van de vacaciones, van a salirse de la rutina, ya regresarán a casa a restablecer las reglas y las rutinas y los horarios de nuevo…pero mientras estén de viaje; disfruta y relájate, el papá que mas se relaja es el que mejor se la pasa. Si el bebé tiene sueño se dormirá donde sea, así que disfruta el estar lejos de la rutina, que pronto regresaras a ella.

La ‘Cuna’ del avión.


Carriola práctica número uno.


Bagpack…incomoda que me hizo comprar una bolsa nueva jaja


Paz total mientras estaba en la carriola.


Todo vale la pena.


Plática mamá-hija. jaja


De la mano de la abuela…otro tipo de premio mayor. jejeje


A disfrutar.


Siempre juntas.

 

siempre felices

 
¿Más tips sobre viajes con bebés? ¡Aquí tienes! 

One comment

Deja un comentario

74 + = 80